Cambiar el tipo de suelo que tenemos en casa no tiene porqué costarnos caro, más bien es todo lo contrario, si buscamos un buen asesor para que nos ayude en elegir el pavimento a colocar y el profesional adecuado para instalarlo, nos ahorraremos bastante dinero. Por ello nuestra decisión debe estar bien meditada. Debemos estar seguros de que nos gustará y que nos seguirá gustando después de algunos años.

Una pequeña excepción a esta premisa la encontramos en los suelos vinílicos y también en los laminados. Estos permiten cambiar de manera sencilla y relativamente barata la apariencia de nuestro suelo. Están disponibles en multitud de diseños, muchos de ellos imitando otros materiales, de forma que no será necesario realizar una gran obra para pasar de un suelo de baldosas a uno con apariencia de parquet. Están pensados para interiores, no siendo recomendable sus instalación en patios, jardines o terrazas.

Las nuevas tendencias son colocar Suelos Laminados, vinílicos, Suelos de Bambú, Porcelánicos de grandes formatos y Microcemento.

Si tienes dudas o simplemente necesitas un instalador, llámanos o solicita que te llamemos. No se arrepentirá con el acabado final y por supuesto a  precio muy competitivo.

Nos dedicamos a la instalación de cualquier tipo de pavimento, ya sea de madera, sintético o de Cerámica.