Publicado: 27 de Enero de 2017 a las 07:08

La tarima de madera sintética es un compuesto híbrido de fibra de madera natural y plástico.

EL serrín de relleno puede ser pulpa, cáscara de maní y bambú que se mezclan con residuo de plástico, como el polietileno, polipropileno, policloruro de vinilo u otros. Una vez mezclados, el material tiene suficiente resistencia para ser extruidos o moldeados.

La selección de la materia prima base depende del fabricante, y se basa en las propiedades generales de cada componente. En el caso de aplicaciones para la construcción, en concreto para fabricar tarimas y paneles para exterior, la madera sintética de alta calidad se obtiene de la mezcla de polietileno (PE) y serrín de madera (roble, arce).

Para que el compuesto permanezca estable, en el proceso se añaden agentes de refuerzo, colorantes, selladores y lubricantes. De esta forma, los productos fabricados con este material no van a requerir un extra de tratamientos durante su vida útil.

El compuesto de madera sintética puede ser manipulado de diversas formas y tamaños. Además pueden manipularse, cortarse y atornillarse como la madera tradicional.

Debido al contenido en celulosa de la madera natural, la madera sintética presenta muchas características comunes en su manipulación: se pueden cortar, atornillar y clavar. Los clavos, tornillos y otros enganches suelen sujetarse mejor sobre la madera sintética que sobre la madera natural, por lo que pueden emplearse enganches más pequeños que sujetan mejor.

Los listones y paneles obtenidos tras el procesado de madera sintética, al contrario que ocurre con la madera natural, son resistentes al agua, humedad y putrefacción. Presentan una expansión menor que la madera y solamente en extremos longitudinales. La madera sintética tampoco produce astillas.

Todas estas ventajas de la madera sintética frente a la madera tradicional tienen mucho que ver en cómo la madera es procesada. La adhesión interna entre las fibras de madera y la matriz de polímero determina las propiedades físicas finales del compuesto. Esta conexión ha de ser controlada. Los agentes de acoplamiento fuerzan a materiales distintos a conexionar en uno solo. Dependiendo del tipo de madera y plástico envuelto se emplea un tipo de aglomerante u otro.